Una ola de calor en el noreste de EE.UU. romperá decenas de récords este fin de semana


(CNN) — Más de 35 millones de personas están bajo aviso de calor este fin de semana en todo el noreste de Estados Unidos, ya que las temperaturas récord se extienden desde Virginia hasta New Hampshire.

“Si las temperaturas máximas alcanzan los 90 grados Fahrenheit (32°C) o más, se batirán récords para el día y el mes”, dijo el viernes la oficina del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) en Boston.

El NWS pronostica que Boston tendrá temperaturas máximas de 96°F (35°C) el domingo. El récord diario para ese día es de 93°F (32°C), mientras que el récord mensual para mayo es de 97°F (36°C), establecido el 26 de mayo de 1880.

Los récords de Boston se guardan en el Aeropuerto Internacional Logan, que está justo al lado del océano, por lo que esas temperaturas tienden a ser más suaves que las del interior. Y si la brisa marina se establece en la dirección correcta, podría impedir que las temperaturas en el aeropuerto alcancen los récords.

En Worcester, Massachusetts, las máximas diarias para el sábado y el domingo son de 88°F (31°C) y 90°F (32°C), pero la previsión para este fin de semana adelantan que se superarán.

La previsión de máximas para el sábado es de 96°F (35°C), lo que no solo rompe el récord diario sino también el mensual de 94°F (35°C) establecido en 2010.

“Definitivamente estamos un poco adelantados”, dijo Matthew Belk, meteorólogo de la oficina del NWS en Boston. “El primer día promedio de 90°F (32°C) en Boston es el 8 de junio. Pero es un poco más temprano cuando sales hacia Hartford, Connecticut, ya que el 30 de mayo es generalmente el primer día promedio de 90°F (32°C)”.

La ola de calor de principios de temporada de este fin de semana se debe a una alta presión en la costa este que ha provocado vientos del sur que empujan el aire caliente y húmedo en el noreste, lo que ha provocado temperaturas entre 20 (11°C) y 30 grados Fahrenheit (16°C) por encima de lo normal para esta época del año.

Pero no solo Nueva Inglaterra sufrirá temperaturas extremas este fin de semana. Las altas temperaturas récord también se sentirán en el corredor de la I-95, incluyendo Nueva York, Washington, Baltimore y Filadelfia.

La mitad de la población siente el calor

Casi 170 millones de personas, aproximadamente el 52% de la población de los 48 estados inferiores de EE.UU., sentirán un calor de 90°F (32°C) durante los próximos días.

“Más de la mitad de la población de EE.UU. tendrá temperaturas iguales o superiores a los 90°F (32°C) este fin de semana, y solo estamos en mayo”, dijo Pedram Javaheri de CNN.

En algunas zonas, no se trata solo del calor, sino también de la humedad, que hará que las temperaturas se sitúen en los tres dígitos.

Tanto en Richmond, Virginia como en Filadelfia se espera una temperatura máxima de 97°F (36°C) el sábado, pero debido a la humedad se sentirá como de 100°F (37°C .

En la cercana Baltimore se celebrará la 147ª edición de los Preakness Stakes. Por fortuna, la hora de salida, las 19:01, no será la más calurosa del día, pero seguirá haciendo mucho calor. La temperatura prevista para el comienzo de la carrera es de 91°F (32°C)

“Se pronostica que el sábado será el día más caluroso del fin de semana, con muchas localidades que alcanzarán los 90 grados Fahrenheit (32°C) y los índices de calor se acercarán a los 100 grados Fahrenheit (37°C)”, dijo la oficina del NWS en Baltimore/Washington. “Dado que este fin de semana están previstos muchos eventos al aire libre en la región, tenga en cuenta el calor y tome precauciones adicionales si trabaja o pasa tiempo al aire libre este fin de semana”.

Como si la ola de calor no fuera suficiente, el Atlántico Medio y el Noreste también tienen el potencial de tormentas severas este fin de semana.

Un frente frío producirá tormentas severas aisladas con fuertes vientos y granizo como principales amenazas.

“Se pronostica que las tormentas eléctricas se desarrollen a lo largo del frente alrededor del mediodía en el oeste de Nueva York, y se muevan durante la tarde hacia el este en el este de Nueva York y el oeste de Nueva Inglaterra”, dijo el Centro de Predicción de Tormentas. “Se pronostica que algunos grupos o segmentos de línea persistirán hasta las primeras horas de la noche”.

El calor es el asesino número uno

Aunque el calendario no muestre todavía que es verano, la madre naturaleza tiene otros planes, por lo que es importante ser consciente de los peligros con esta ola de calor. Por ejemplo, no deje nunca a los niños ni a los animales en un coche caliente. Nunca.

“Dado que esta va a ser la primera ola de calor del año, es importante ser realmente consciente de cualquier enfermedad por calor o síntomas relacionados con la insolación y ser especialmente cauteloso de ellos y tener agua extra a la mano para combatir eso y la importancia de la sombra”, según Aaron Swiggett, meteorólogo de la oficina del NWS en Raleigh.

Swiggett también señala que las temperaturas previstas son, en realidad, en la sombra, no para la luz solar directa. Por lo tanto, tenga en cuenta que la temperatura alta prevista se sentirá aún más caliente bajo el sol directo.

“El calor es un asesino furtivo”, dice Chesnea Skeen, meteoróloga de la oficina del NWS en Baltimore/Washington. “Mucha gente no lo ve como una gran amenaza, pero, en realidad, es uno de los mayores asesinos en lo que respecta al clima extremo”.

Skeen subraya que es importante tomarse el calor en serio.

“Asegúrate de hidratarte, permanecer en la sombra, alejarte del sol cuando sea posible”, dijo Skeen. “Y vigila a las personas cercanas que puedan ser más susceptibles al calor, como los jóvenes y los ancianos y los que podrían estar comprometidos”.

La buena noticia es que esta ola de calor es de corta duración. Una vez que el frente frío pase por la costa este el lunes, las temperaturas volverán a bajar a los 60°F (15°C) y 70°F (21°C) en el noreste y el Atlántico medio.





Fuente: CNN Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.