Un tiroteo deja 2 personas muertas en una iglesia cerca de Birmingham, Alabama. Hay un sospechoso detenido, dice la policía


(CNN) — Dos personas murieron y otra resultó herida el jueves en un tiroteo en una iglesia en un suburbio de Birmingham, Alabama, dijo la policía.

Un sospechoso, que no fue identificado públicamente, está bajo custodia, dijo el Capitán Shane Ware del Departamento de Policía de Vestavia Hills. La víctima sobreviviente está siendo tratada en un hospital por lesiones no reveladas, dijo.

El tiroteo en la Iglesia Episcopal de St. Stephen en Vestavia Hills fue reportado alrededor de las 6:22 pm hora local, según Ware.

Según el calendario de la iglesia, estaba programado un evento llamado “Boomers Potluck” al mismo tiempo que ocurrió el tiroteo, pero no quedó claro en la rueda de prensa si la violencia ocurrió allí. Tampoco está claro cuántas personas estaban en el evento cuando se realizaron los disparos.

El tiroteo ocurrió en el suburbio de Vestavia Hills, a unos 9 kilómetros de Birmingham.

Agentes del FBI, el Servicio de Marshals de EE.UU. y la Oficina de Alcohol, Armas de Fuego, Tabaco y Explosivos (ATF) fueron enviados a la escena, señaló Ware. No respondió preguntas en ninguna de las tres sesiones informativas para los medios sobre el tiroteo e instó a cualquier persona con información adicional a comunicarse con el Departamento de Policía de Vestavia Hills.

La reverenda Kelley Hudlow, misionera para la formación del clero de la Diócesis de Alabama, le dijo a WVTM, afiliada de CNN, que la comunidad necesita elevarse en la sanación a través de la oración y la unidad.

“Actualmente estamos orando por sanación y seguridad para todos aquellos que han sido impactados y afectados, y también sabemos que esto es algo traumático que le ha sucedido a nuestra comunidad, no solo a nuestra iglesia, sino a esta comunidad aquí”, dijo Hudlow. “Lo que necesitamos es que esta comunidad haga lo que realmente se le da bien, que es unirse para ayudarse unos a otros”.

Los miembros de la iglesia se tomaron de la mano en un círculo y oraron en un estacionamiento cercano, y varias personas parecían angustiadas por lo sucedido, informó WBRC, afiliada de CNN.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, envió sus condolencias.

“Me alegra saber que el atacante está bajo custodia”, dijo Ivey. “Esto nunca debería suceder: en una iglesia, en una tienda, en la ciudad o en cualquier lugar. Continuamos monitoreando de cerca la situación”.

El tiroteo es el más reciente en un lugar de culto en medio de un debate a nivel nacional sobre las armas de fuego y su disponibilidad. El mes pasado, seis personas recibieron disparos, una fatalmente, en un servicio religioso taiwanés en el sur de California.

Los tiroteos masivos en una escuela primaria en el sur de Texas que cobraron la vida de 19 niños y dos maestros y en un supermercado de Buffalo, Nueva York, en un ataque racista contra la comunidad negra que mató a 10 personas, han atraído una mayor atención política en los últimos varias semanas hacia la violencia armada.

A raíz de tales ataques viciosos, un grupo bipartidista de senadores anunció un principio de acuerdo para la legislación de seguridad de armas que tiene como objetivo abordar los recursos de salud mental, la seguridad escolar y el acceso a las armas de fuego.



Fuente: CNN Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.