¿Problemas de crecimiento? Conozca las posibles causas

[ad_1]

Durante los primeros años de vida los niños atraviesan un crecimiento acelerado, dependiendo fundamentalmente de la , esto es una parte muy importante del desarrollo y un indicador clave de su bienestar, por lo que, si no se está realizando de manera adecuada, puede haber una condición oculta que lo esté provocando.

Si bien el ritmo de crecimiento de cada niño es individual, el peso y estatura pueden variar entre dos niños de la misma edad, existen múltiples factores que pueden influenciar el crecimiento del menor: la nutrición, los genes, la actividad física, el medio ambiente el adecuado, el descanso, expresado en las horas de sueño que un niño en crecimiento deben de tener, entre otros.

“La mayoría de los problemas de salud se detectan en el niño cuando después de haber estado creciendo normal se ven más pequeños que sus compañeros de clase, o cuando el crecimiento se desacelera durante varios meses. Una señal principal de un problema de crecimiento es cuando un niño crece menos de 4 cm al año después de su tercer cumpleaños”, expresó el Dr. Oscar Espinoza, especialista en endocrinología pediátrica

¿Qué causa los problemas de crecimiento?

El especialista Espinoza explica que los trastornos de crecimiento pueden ser generados por múltiples causas como:

Problemas nutricionales: que puede ser la expresión de estar padeciendo alguna enfermedad no detectable inclusive hasta tener problemas emocionales.

Enfermedades sistémicas no diagnosticadas y manejadas: como por ejemplo enfermedades renales, del corazón, del sistema digestivo, enfermedades respiratorias crónicas, anemia crónica, parasitosis crónica entre otras.

Enfermedades endocrinas: El crecimiento del menor puede ser afectado por afecciones que no permiten la generación de hormonas, como, las hormonas tiroideas, o de la glándula hipófisis donde se produce la hormona de crecimiento, déficit de la vitamina D, diabetes mal controlada.

Retraso de crecimiento intrauterino: Significa que el crecimiento de un bebé en el útero disminuye por diversos factores propios del niño de la placenta o de la madre, como fumar durante el embarazo o no recibir atención prenatal adecuada para detectar cualquiera de estos problemas a tiempo.

Retardo constitucional del crecimiento y desarrollo: Quiere decir que el niño suele ser más bajo de lo normal en la niñez y parte de la adolescencia y que ingresa a la pubertad más tarde que el promedio por ende el llamado estirón puberal lo realizan más tarde ocasionando en el niño y a la familia mucha preocupación, estos niños generalmente llegan alcanzar una talla final acorde a su talla genética.

Talla corta familiar: Quiere decir que el niño es parte del patrón de crecimiento heredado de su familia más bajo que el promedio poblacional

Trastornos genéticos: Como el síndrome Turner que se presenta solo en niñas caracterizado por baja talla, no desarrollo puberal entre otras complicaciones, el síndrome Down y la acondroplasia.

Muchas condiciones que causan problemas de crecimiento pueden controlarse o corregirse con recomendaciones que el pediatra o médico de familia hace cuando son llevados a los controles desde los primeros meses de vida en adelante. La importancia del diagnóstico temprano es generar un tratamiento oportuno en los niños y de esa manera evitar problemas como la baja autoestima, depresión, por ello, es importante que un pediatra maneje oportunamente a un niño que no crece y poder ser derivado a un especialista si el bajo crecimiento es más complejo.

VIDEO RECOMENDADO

Paolo Guerrero habla tras superar pruebas médicas en Racing (Video TyC Sport)
Paolo Guerrero habla tras superar pruebas médicas en Racing (Video TyC Sport)

[ad_2]

Fuente: Perú21

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *