Pablo Lavallén, el guía de Melgar que da la espalda a los penales pero ya tiene hitos históricos en torneos internacionales


Ante Inter, Melgar se convirtió en el primer equipo peruano en clasificar a una semifinal de torneo Conmebol en 20 años, desde Cienciano en la Sudamericana 2003. El 0-0 ante Inter en Porto Alegre llevó el partido a los penales y en la tanda de definición, Lavallén dirigió la mirada hacia otro lado. Solo levantaba los brazos para celebrar. En las imágenes de DirecTV se puede ver a Lavallén dando la espalda a la situación, mientras todo el banco aguardaba por el disparo de Luis Iberico.

LEE TAMBIÉN: Melgar no se achicó en Porto Alegre: las claves de la histórica clasificación a semifinales de Sudamericana

“No vi ninguno. No los veo porque me gusta quedarme con la imagen que dio el equipo en los 90 minutos”, declaró para Movistar Deportes, alabando el trabajo que hizo Cáceda en el arco. ensayó penales el pasado lunes. Todo el plantel lo hizo, aunque la idea era no tener que recurrir a ellos. Luego, en el Beira Río, con que Kenji Cabrera sea el primer ejecutante, se vio la motivación del plantel.

Con Colón, en el 2019, ya le tocó vivir una situación similar. Fue en las semifinales ante Mineiro. Ganó 2-1 en la ida y perdió por el mismo resultado en Brasil, lo que llevó la definición desde los doce pasos. Lavallén llegó para tomar el puesto de Néstor Lorenzo y en el banco no está defraudando. Ya avanzó dos rondas en la Sudamericana y en el torneo local, si bien empezó con tropiezo -cayó ante Cristal-, sigue peleando arriba por este Clausura. Recordar que el cuadro characato ya ganó el Apertura. Apunta al título nacional.

Historias internacionales

Pablo Lavallén está hecho para dejar huella de alguna u otra forma en los torneos internacionales. Ya le tocó ser ‘la selección por un día’, como dice el libro que publicó con lo que le tocó vivir con Atlético Tucumán en aquel recordado partido en Quito ante El Nacional por la Libertadores 2017. Vuelo retrasado por problemas burocráticos hicieron que el cuadro argentino llegara a la capital ecuatoriana sobre la hora, con el embajador pidiendo que los esperaran y jugando con la camiseta de la selección Sub 20 que, por fortuna, disputaba el Sudamericano en la misma ciudad”. Y lo terminó ganando para clasificar al repechaje, que también ganó para acceder a la fase de grupos, con ‘El Pulga’ Rodríguez como figura.

Lavallén dirigió al Atlético Tucumán en su primera Copa Libertadores y quedó tercero en su grupo, clasificando a la Copa Sudamericana, pero el técnico renunció tras el primer partido ante Oriente Petrolero por diferencias con la dirigencia por las contrataciones que no se dieron.

Pero el logro más grande de Pablo Lavallén ha sido llegar a la final de la Copa Sudamericana 2019 con el Colón de Santa Fe, torneo que justamente empezó jugando en territorio peruano, siendo la mejor actuación internacional en 115 años de historia del cuadro rojinegro.

Empezó su temporada empezó para él ante Aldosivi por el torneo argentino y de inmediato viajó a Lima para enfrentarse a Deportivo Municipal. 3-0 y 2-0 sentenciaron la serie para el cuadro santafecino sobre el edil. Colón llegó a la final de esa Sudamericana tras dejar fuera también a River Plate (Uruguay), Argentinos, Zulia (que eliminó a Cristal) y Atlético Mineiro. En el partido por el título, se encontró con Independiente del Valle, el que será ahora su rival en las semifinales de la actual edición.

Lavallén perdió ese título (3-1 en Asunción), pero valoró lo hecho por su equipo, que nuevamente tenía al Pulga Rodríguez como su estandarte. Tres años después, el técnico puede tener su revancha ante el cuadro ecuatoriano y dirigiendo a un cuadro rojinegro.

Melgar se enfrentará a Independiente del Valle en las semifinales de la Copa Sudamericana. La ida está programada para el miércoles 31 de agosto en Quito (5:15 p.m.), mientras que la revancha será una semana después, miércoles 7 de setiembre a la misma hora en la UNSA de Arequipa.

¿Pies redondos?

Pablo Lavallén se formó en River Plate y ya en su primera experiencia en primera le tocó vivir situaciones límites. Su familia es toda hincha de San Lorenzo, pero él llegó a River de muy pequeño a hacer inferiores e hizo todo el recorrido. Le tocó su primera presencia en el cuadro millonario justamente enfrentando a los ‘Cuervos’ y con su padre en la tribuna, pero alentando a San Lorenzo.

“Me tocó debutar con mi viejo en la popular de enfrente. Yo iba a la cancha de San Lorenzo, porque mi viejo era fanático de San Lorenzo. A los 4 años ya me llevaba a la cancha, pero a los 6 empecé a jugar en River, así que dejé de ir a la cancha de San Lorenzo. Y debuté en un River-San Lorenzo, justamente, con mi papá en la tribuna de enfrente, una cosa muy rara”, contó en una entrevista con El Litoral de Argentina.

Pero una de las más curiosas anécdotas de Lavallén es cuando jugaba en Atlas. Ricardo Lavolpe era el entrenador y en uno de sus primeros entrenamientos, el técnico le gritó fuertemente. “En uno de los primeros entrenamientos, estábamos haciendo fútbol y él detiene la acción de juego y me grita: ‘Lavallén, tenés los pies redondos, ¿cómo hiciste para jugar cinco años en la primera de River?’. Me quedé muy caliente”, contó Lavallén.

Cuando parecía que la cosa iría a mayores por la molestia del jugador, pasó lo contrario. “Me dije ‘cuando este tipo venga, le meto una piña y me vuelvo a la Argentina’. Terminó la práctica y yo venía muy caliente todavía, pero veía que andaba por atrás mío. Por dentro mío pensé: si me dice algo, le meto un piñón. Resulta que me abraza de atrás y ahí nomás me invita a comer. Este está loco, ¿me humilló y ahora me invita a comer?”, contó en una nota que publica El Litoral.

Ese es un retrato breve del técnico que llegó justamente para pelear esta Sudamericana. Néstor Lorenzo dejó a Melgar clasificado a los octavos de final y pasó a dirigir a Colombia. Lavallén ya superó a Deportivo Cali y a Inter. Ahora va por Independiente del Valle.





Fuente: El Comercio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.