Melgar: el maleficio de 43 años por romper en Brasil para hacer historia en la Copa Sudamericana


En el 79, cuando transitaba sus primeros años en Primera División, un equipo peruano logró una hazaña que jamás volvió a repetirse: ganarle a un equipo brasileño como visitante en un torneo internacional. Por la Libertadores, la ‘U’ de Acasuzo, JJ Oré y Leguía se impuso 1-0 al Palmeiras del mítico Telé Santana, el creador del “Futebol arte”. Cuatro décadas después, Melgar, ese equipo que en los últimos años viene siendo ejemplo de seriedad en el fútbol local, por la vuelta de los cuartos de final de la Sudamericana.

La ida dejó un sabor agridulce para los rojinegros. No recibieron goles, pero tampoco los anotaron. Al pie del Misti, el estadio de la UNSA fue un hervidero; y Melgar, una fábrica industrial que produjo ocasiones de gol en serie (20 remates, 9 al arco). Pero el grito de gol se quedó en la garganta del hincha. Una tarea pendiente es la tranquilidad a la hora de definir. El ‘Dominó’ crea, genera, pero le falta eficacia: sus tres victorias de sus últimos cinco partidos -los primeros de la era Lavallén- acabaron apenas 1-0, un resultado que obviamente serviría en Brasil. De empatar, habrá alargue; si persiste la igualdad, penales.

MIRA: Los conflictos entre los entrenadores de Universitario y sus creativos a lo largo de los años

“Con lo que ha demostrado el equipo el jueves, yo estoy ilusionado, los muchachos están ilusionados”, señaló el técnico Pablo Lavallén, quien también practicó penales en la previa del encuentro y trabajó mucho con los arqueros. Si hay definición, Carlos Cáceda deberá reafirmar su gran momento y demostrar su condición de “arquero de selección”.

Visitas a Brasil

Si el fútbol peruano ve con nostalgia esa demoledora estadística de que hace 43 años un equipo peruano no gana en Brasil por torneos internacionales, Melgar se apoya en la espalda de Lavallén, un técnico que sabe lo que es ser héroe en tierras brasileñas. En 2019, cuando dirigía al histórico Colón de Santa Fe que llegó hasta la gran final de esa Sudamericana, el argentino salió victorioso al eliminar de las semifinales al Atlético Mineiro por penales.

Ahora, al mando de otro combinado que viste los colores rojo y negro, Pablo Hernán buscará emular su gesta. Al frente estará el Inter de Porto Alegre, el exequipo de Paolo Guerrero, que no contarán con su ‘9′ (Alemao fue expulsado por un codazo a Orzán en Arequipa) y no es el ‘cuco’ de antes pero sigue siendo un equipo muy fuerte, muy brasileño. De hecho, no ha perdido en casa en lo que va del torneo.

En el recuerdo también está la campaña de Universitario en el 2011 de la mano de José Guillermo del Solar, con figuras como Edison Flores y Raúl Ruidiaz. Ese año, los cremas tenían en sus manos la clasificación a semifinales tras ganar 2-0 en la ida a Vasco da Gama. Sin embargo, en la vuelta, jugado en Brasil, los locales golearon 5-2 e avanzaron a la siguiente instancia.

El camino de Melgar, digno de aplaudir

Es la sexta vez que un equipo nacional está entre los ocho mejores de la Sudamericana. Alianza (2002), U (2011), Vallejo (2014) y Cristal (2021) también llegaron hasta los cuartos de final pero no lograron superar esa instancia. Cienciano, en ese 2003 dorado, sí lo hizo y salió campeón. Melgar quiere seguir ese camino, el de su clásico rival, para meterse en la historia grande del fútbol peruano. Pero de no lograrlo, es necesario repasar y valorar lo que ha hecho el equipo arequipeño.

En fase de grupos, la Sudamericana solo premia al puntero con la clasificación a octavos. Nuevo e injusto formato que dejó sin reconocimiento la campaña pasada del ‘Dominó’ (quedó segundo detrás de Atlético Paranaense, el campeón de esa edición). Este año, los rojinegros superaron la valla con grandes actuaciones.

Derrotaron al Racing Club de Fernando Gago en Arequipa, en días en los que el equipo de Avellaneda acumulaba 16 partidos sin perder y era la sensación del fútbol argentino. Vencieron a River Plate en Uruguay con diez hombres y un gol al último minuto. Y se impusieron ante el brasileño Cuiabá.

De hecho, solo se registran seis victorias peruanas ante equipos brasileños por la Sudamericana. Tres de esos triunfos fueron de Melgar: 1-0 vs. Bahía (2020), 1-0 vs. A. Paranaense (2021), 1-0 vs. Cuiabá (2022). Tres años seguidos, tres alegrías para nuestro fútbol. Sin embargo, ante esos mismos rivales, de visita en Brasil, el ‘Dominó’ no pudo conseguir ni siquiera un empate.



Fuente: El Comercio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.