La vacuna universal para la gripe, más cerca: un nuevo fármaco inmuniza frente a 20 virus diferentes



El éxito de la tecnología de ARN mensajero contra la Covid-19 ha reactivado la esperanza de poder disponer de una vacuna polivalente contra la gripe, un fármaco que inmunice contra los veinte subtipos de virus que circulan estacionalmente, e incluso contra aquellos que puedan transmitirnos los animales por zoonosis. Los animales -ratones y hurones- tratados con un prototipo que usa el mismo principio de las vacunas anticovid de Pfizer y Moderna han sobrevivido con síntomas más leves a infecciones víricas generando una respuesta inmunológica genérica.

“La idea es poder disponer de una vacuna que proporcione un nivel básico de inmunidad frente a las múltiples cepas de gripe, lo que hará que haya menos casos de enfermedad grave y muerte con cada pandemia de la enfermedad”, explica el Dr. Scott Hensley, profesor de Microbiología de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EEUU) e investigador principal. El efecto, apunta, sería similar a cómo las vacunas contra el SARS-CoV-2 han reducido la mortalidad en las sucesivas olas, pese a no estar adaptadas específicamente a variantes como ómicron

Para desarrollar el prototipo con tecnología de ácido ribonucleico mensajero, explica el artículo publicado en la revista Science, los investigadores colaboraron con el laboratorio de Drew Weissman, uno de los ‘padres’ de la vacuna de Pfizer. El equipo de la investigadora Claudia Arevalo utilizó las nanopartículas lipídicas -moléculas de grasa que protegen el ARNm inoculado- con antígenos para los 20 subtipos conocidos de virus de la gripe A y B, en lugar de tratar un único antígeno universal para la gripe. Se trataba además de inmunógenos, un tipo particular que estimula la respuesta inmune en su conjunto.

[El sueño imposible de la vacuna universal contra el cáncer: “A día de hoy es ciencia ficción”]

La vacuna así inyectada, primero en los ratones y después en los hurones, estimuló la producción a nivel celular de hemaglutinina, una proteína clave para todos los patógenos gripales conocidos, los virus de tipo A que abarcan del H1 al H18 y los dos de tipo B. Ante la infección, produjeron altos niveles de anticuerpos de reacción cruzada, así como específicos de subtipo. 

Cuatro meses después, el cómputo de anticuerpos en los animales seguía estable y efectivo, un margen de éxito muy superior al obtenido con vacunas tradicionales. Estas, apuntan, se elaboran criando virus en huevos de gallina, un proceso que se aceleraría y abarataría usando la tecnología de ARN mensajero.

Ensayo en humanos 

“El nuevo estudio está bien concebido y realizado con exhaustividad”, valora en declaraciones a Science Media Center el profesor de Microbiología Raúl Ortiz de Lejarazu y Leonardo, asesor científico y director emérito del Centro Nacional de Gripe de Valladolid. “Usa muchos antígenos de diferentes subtipos de hemaglutininas (todas las que existen incluidas las de murciélagos) en vez de ir a regiones conservadas de uno o pocos antígenos. Las plataformas actuales permiten incluir muchos ARNm que inducirán muchas proteínas distintas dando una multivalencia y amplitud de respuesta que antes con las plataformas proteicas no era fácil conseguir”.  

“El estudio tiene una gran relevancia”, confirma Estanislao Nistal, virólogo y profesor de Microbiología en la Universidad CEU San Pablo. “Potencialmente”, explica, “se puede tener una vacuna universal de fácil y rápida construcción” para proteger a los humanos, pero también a los animales, en las pandemias. “Es muy prometedor“, añade Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York. “Pero no podemos estar seguros hasta que se hagan ensayos clínicos en voluntarios”.

Superada la fase preclínica, el ensayo con participantes humanos está en desarrollo, confirma Hensley. En caso de resultar exitoso, la vacuna podría usarse para generar una memoria inmune a largo plazo contra la gripe en individuos de cualquier edad. Sería útil para los niños pequeños, que se beneficiarían durante el resto de su vida, pero también podría aplicarse en adultos y mayores si se confirman los resultados del ensayo. Los ratones que ya habían pasado una gripe anterior, explica, mostraron una respuesta inmune inducida por la vacuna polivalente tan robusta como los demás.

“Pensamos que esta vacuna puede conseguir que reduzcamos las posibilidades de sufrir una infección grave por gripe”, valora Hensley. Y si la estrategia del ARN polivalente resulta exitosa en seres humanos, se abriría una nueva vía de investigación frente a otros virus con potencial pandémico, como los coronavirus. 



Fuente: El Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.