La resurrección de Alianza y la gitanería de la Liga 1


Palpitante y rarísimo este campeonato, donde parecía desahuciado tras el remezón del clásico y esta mañana amanece en el segundo a lugar, a solo un punto de Cristal.

Esto no se acaba hasta que se termina, diría cualquier hincha blanquiazul entrado en años.

Si el fútbol sigue capturando nuestra atención dos siglos después de haberse inventado es por esa incertidumbre única de que todo puede suceder.

¿Será que nuestra Liga 1 se ha puesto más competitiva, como tanto lo hemos anhelado, o será más bien que hemos hecho de la irregularidad una norma?

Sea como fuere, Alianza Lima, que venía con sobresaltos luego de ganarle a Carlos Stein con un penal inventado, superó con autoridad al equipo que ha hecho menos indigno nuestro 2022 a nivel internacional: Melgar.

‘Chicho’ Salas, quien una vez más se hace cargo de los ‘íntimos’ en medio de una tempestad, le ganó la pizarra a Lavallén. Mandó desde el inicio a Arley Rodríguez. En parte para sacar ventaja de la lentitud de Galeano y Ramos. En parte para aguantar la salida de Paolo Reyna.

Apenas a los cinco minutos, Pablo Lavandeira inició un ataque por derecha que acabó con un cabezazo suyo contra el piso luego de un pivoteo de Hernán Barcos.

Por increíble que pareciera, Alianza vencía por 1-0 al campeón del Apertura y semifinalista de la Sudamericana. Matute explotó por segunda vez al minuto siguiente: Pérez Guedes falló en un pase hacia atrás y habilitó a Barcos que ejecutó su engaño preferido: pisar la pelota y amagar a paso de trote.

Galeano pasó de frente como un canterano, Deneumostier no lo alcanzó y el ‘Pirata’ definió a un lado de Cáceda.

Con este resultado, Alianza sumó 24 puntos y ha igualado a Grau en el segundo puesto. En el acumulado sumó 59 unidades y se puso a cuatro de Cristal y Melgar. No vale pestañear.



Fuente: El Comercio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.