Éste es el fármaco que podría prevenir el mayor síntoma de alzhéimer y ya se comercializa en España



Noticias relacionadas

En el documental Bicicleta, cuchara, manzana (Carles Bosch, 2010), que cuenta los inicios de la lucha contra el alzhéimer del expresidente de la Generalitat de Cataluña Pascual Maragall, se retrata con maestría cómo el síntoma que más asociamos a la enfermedad -la pérdida de memoria- es realmente definitorio. 

Por esta razón, cualquier estrategia que luche contra el deterioro de la memoria lo hace también potencialmente contra el alzhéimer y otros tipos de demencias que cursan exactamente así: con el sujeto afectado incapaz de recordar. A veces, cosas tan sencillas como la concatenación de las tres palabras que daban título al documental. 

Un estudio realizado en ratones y publicado en la revista Nature ha demostrado que la expresión de un gen –CCR5– disminuye la memoria y la capacidad de ligar unos recuerdos a otros. Hasta ahí, podríamos hallarnos ante un descubrimiento más de ciencia básica, pero el asunto va mucho más allá. 

Para el VIH

En la medicina humana ya se ha bloqueado farmacológicamente la expresión de ese gen, aunque no precisamente para salvaguardar la memoria. Se logró en 2008 y entonces supuso todo un hito para la medicina porque se demostró que, de esta forma, se impedía que el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) entrara en la superficie de las células.

La molécula que entonces se sumó al arsenal disponible para los afectados por la infección -esa medicación que han de tomar de forma crónica para evitar que el virus despierte y se desarrolle sida- puede ahora, tras el hallazgo relativo a la memoria, convertirse en una salvaguarda frente a las demencias tipo alzhéimer o, por lo menos, su síntoma más grave y notable. 

Así lo cree el equipo de Alcino Silva, profesor de Neurobiología y Psiquiatría de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA). Él es el científico detrás del hallazgo relativo a la memoria y el que ha caído en la cuenta de que el fármaco que podría evitar su pérdida ya está en las farmacias -en España, eso sí, en las hospitalarias-. 

Se llama maraviroc y Silva ya ha anunciado su intención de empezar tan pronto como sea posible un ensayo clínico para demostrar su utilidad en la nueva indicación. Aunque es pronto para saber si la hipótesis del científico se cumplirá, de momento sí se sabe que los seres humanos pueden tomar esa molécula con seguridad, porque ya lo han hecho y lo hacen miles de seropositivos en todo el mundo. 

Hallazgos anteriores

De hecho, no es la primera vez que se apunta a un uso alternativo del maraviroc. En 2019, se vio que el fármaco ayudaba a ratones a los que se había provocado un infarto cerebral a recuperar las conexiones neuronales. 

Lo que los investigadores sospechan es que este medicamento podría ser una manera sencilla de reforzar la memoria humana en personas de mediana edad y, por tanto, una posible intervención precoz para tratar o prevenir la demencia

 “Nuestro siguiente paso será organizar un ensayo clínico para analizar la influencia del maraviroc en la pérdida de memoria precoz, siempre teniendo como meta precisamente la intervención temprana”, declaró Silva al periódico británico The Telegraph. “Una vez que entendamos del todo cómo se produce el declive de la memoria, tenemos el potencial de ralentizar el proceso”, añadió. 

Para probar el papel del gen CCR5 en ratones se les sometió a un curioso experimento. Se sacó a los animales de su jaula habitual y se les llevó a una nueva. Más tarde, se les trasladó a una tercera jaula y allí se les aplico electricidad. De vuelta a la primera parada, lo lógico es que los animales recordaran que jaula nueva implicaba riesgo de electroshock, pero sólo algunos lo hicieron: aquellos a los que les habían bloqueado el gen con el fármaco. 

Los ratones con la memoria deteriorada -se trataba de roedores en lo equivalente en humanos a la mediana edad- no tenían miedo: no se acordaban de lo que les había pasado

Los investigadores están entusiasmados con su hallazgo y creen que podrá replicarse en humanos. Así, esperan incluso que el maraviroc se pueda recetar pronto fuera de indicación para mantener lejos las pérdidas de memoria. 



Fuente: El Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.