Estados Unidos aliviará algunas sanciones energéticas contra Venezuela


(CNN) — El gobierno de Joe Biden comenzará a aliviar algunas sanciones energéticas contra Venezuela para favorecer las discusiones políticas que mantienen el presidente Nicolás Maduro y la oposición, le dijeron a CNN dos altos funcionarios de la administración.

El primer paso, que se anunciará este martes, permitirá a Chevron ––la última gran compañía petrolera estadounidense que aún opera en Venezuela–– negociar su licencia con la petrolera estatal PDVSA para continuar sus actividades en el país, dijeron los funcionarios.

Durante meses, EE.UU. ha estado en conversaciones con el gobierno de Venezuela y la administración interina del líder opositor Juan Guaidó para avanzar hacia un acuerdo político tras la cuestionada victoria electoral de Maduro en 2019, que EE.UU. no reconoció como legítima.

La decisión de aliviar algunas sanciones energéticas de EE.UU. a Venezuela se produjo a petición del gobierno de la oposición del país, dijo un alto funcionario estadounidense, a medida que busca regresar a las negociaciones con el régimen de Maduro.

Estados Unidos continuará ajustando su política de sanciones hacia Venezuela ––ya sea reforzándolas o aliviándolas–– “sobre la base de resultados ambiciosos, concretos e irreversibles que empoderen al pueblo venezolano para determinar el futuro de su país a través de elecciones democráticas”, dijo el funcionario.

Aunque EE.UU. permite ahora a Chevron negociar su licencia con la petrolera estatal PDVSA, no autoriza la entrada a ningún acuerdo. “Fundamentalmente, lo que están haciendo es permitir hablar”, señaló el funcionario.

Estados Unidos también ha buscado maneras de permitir que Venezuela comience a producir más petróleo y pueda venderlo en el mercado internacional, reduciendo así la dependencia energética del mundo de Rusia, dijeron funcionarios a CNN. Pero, el alivio de las sanciones en cualquier ámbito solamente ocurrirá si Maduro sigue manteniendo conversaciones sustanciales con la oposición, enfatizaron los funcionarios.

El gobierno tomó las medidas este martes “en plena coordinación” con Guaidó y su administración interina, que Estados Unidos reconoce como el legítimo liderazgo de Venezuela, indicó un funcionario. Antes de que el alivio de las sanciones vaya más allá, Estados Unidos tendrá que ver un progreso significativo en las discusiones políticas, advirtieron los funcionarios.

El anuncio es el segundo cambio importante en la política de Estados Unidos hacia los regímenes autocráticos de América Latina. El lunes, el gobierno de Biden anunció que estaba flexibilizando algunas normas de la era Trump sobre Cuba, incluyendo la autorización de más vuelos comerciales y vuelos chárter.

El funcionario insistió en que las medidas no estaban relacionadas con la próxima Cumbre de los Américas, que Biden organizará en Los Ángeles en junio.

En su lugar, las acciones tienen como objetivo apoyar el diálogo que podría ayudar a alcanzar mejores resultados, al tiempo que se defienden los derechos humanos.

El funcionario indicó que si la flexibilización de las sanciones a Venezuela para permitir las negociaciones con el gobierno de la oposición permite a EE.UU. abordar cuestiones como la de los estadounidenses actualmente detenidos en Venezuela, “creo que eso es algo que siempre vamos a hacer”.

Jennifer Hansler, de CNN, contribuyó a este informe.



Fuente: CNN Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.