El DHS no ha visto una “disminución significativa” de los migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México pese a los esfuerzos, dice Mayorkas a CNN


(CNN) — El secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Alejandro Mayorkas, reconoció este martes que la agencia “no ha visto una disminución significativa” de los migrantes que llegan a la frontera entre México y Estados Unidos a pesar de sus esfuerzos por restringir el flujo.

“Estamos viendo un promedio de siete días de más de 7,500 personas, así que no hemos visto una disminución significativa en los flujos”, dijo Mayorkas en una entrevista exclusiva con Priscilla Álvarez, de CNN.

En abril, la Patrulla Fronteriza de EE.UU. detuvo a los que cruzaron la frontera 201.800 veces, un 4% menos que en marzo, según los datos recién publicados por la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. Sin embargo, las cifras siguen siendo históricamente altas, lo que pone a prueba los recursos.

El secretario, que estaba en Texas para una visita a la frontera, también dijo que su agencia estaba trabajando con México para prepararse para un potencial aumento de los migrantes en la frontera sur si una restricción de la pandemia de la era Trump se levanta este mes.

“Estamos trabajando muy estrechamente con nuestros socios al sur, con México, en previsión de un potencial aumento en un entorno posterior al Título 42”, dijo, citando el intercambio de información, el patrullaje a lo largo de la frontera y la interdicción de contrabandistas.

El objetivo de operativo Espejo entre México y EE.UU. 0:41

Las declaraciones de Mayorkas se producen en medio de la incertidumbre sobre el futuro de la restricción pandémica conocida como Título 42. La autoridad de salud pública, que permite a los funcionarios rechazar a los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México, está programada para terminar el 23 de mayo, pero una demanda en curso puede frustrar esos planes. El departamento se ha estado preparando activamente para un posible aumento de migrantes cuando se levante la autoridad, ha dicho Mayorkas.

Esa planificación incluye llegar a acuerdos con los países de la región de los que proceden o por los que pasan los migrantes. El DHS está trabajando para llegar a acuerdos migratorios con muchos países, aunque esos acuerdos pueden variar según el país, dijo Mayorkas a CNN. Estados Unidos ya ha llegado a acuerdos con Costa Rica y Panamá.

Cuando se le preguntó si el DHS está preparado para aumentar las deportaciones en caso de que se levante el Título 42, Mayorkas respondió: “Sí, lo estamos”, haciendo hincapié en los planes de su departamento para “ampliar el uso de la expulsión acelerada”.

“Los que cruzan la frontera recientemente son, de hecho, una prioridad para la aplicación de las directrices que emití el 30 de septiembre del año pasado”, dijo Mayorkas. “Y así habrá consecuencias”.

El DHS ha esbozado previamente planes para ampliar el uso de un procedimiento de deportación rápida conocido como “expulsión acelerada”, que permite a las autoridades de inmigración expulsar a un individuo sin una audiencia ante un juez de inmigración. A las personas sujetas a deportación, incluida la expulsión acelerada, se les suele prohibir la entrada en EE.UU. durante cinco años.

“El hecho es que, si uno cumple los requisitos para recibir ayuda, puede permanecer aquí en Estados Unidos. Eso es lo que establece la ley. Si uno no puede, se le expulsa y se le retira lo más rápidamente posible. Ese es el modelo que seguimos. Ese es el modelo que contempla la ley”, dijo Mayorkas, añadiendo que la administración Biden está trabajando con los países para acelerar el proceso.

Funcionarios de la Patrulla Fronteriza dijeron a Mayorkas este martes que la reimplantación de las consecuencias para los cruces ilegales de la frontera podría reducir el número de cruces ilegales por adultos solteros, que han aumentado, según un reportero que viaja con el secretario.

El rechazo del Partido Republicano al manejo de la frontera

En medio de los esfuerzos por prepararse para una oleada, la administración ha tenido que lidiar con el rechazo de los republicanos sobre el manejo de la frontera. El mes pasado, Texas comenzó a transportar en autobús a los migrantes liberados de la custodia a Washington de forma voluntaria, después de lanzar su propia operación en la frontera.

“Tenemos una larga historia de cooperación con los funcionarios estatales y locales. Lo que nos ayuda es continuar con esa cooperación y colaboración”, dijo Mayorkas a CNN.

“Cuando las patrullas están coordinadas por el [Departamento de Seguridad Pública], las autoridades estatales, con nuestras autoridades de la patrulla fronteriza, eso es un efecto multiplicador de la fuerza. Cuando no están coordinadas y no colaboran, podría ser bastante perjudicial para nuestros esfuerzos e interferir con nuestros esfuerzos de aplicación de la ley, y posiblemente facilitar a nuestros adversarios”, añadió.

Algunos republicanos también han vinculado recientemente la situación en la frontera con la escasez de fórmulas para bebés en todo el país. La semana pasada, la congresista republicana Kat Cammack, de Florida, tuiteó una foto en la que afirmaba que había leche de fórmula para bebés en una instalación fronteriza, lo que parecía sugerir que los migrantes no deberían tener acceso a la leche de fórmula.

Mayorkas calificó el argumento de “repugnante desde una perspectiva humanitaria”.

“En primer lugar, tenemos una ley que debemos cumplir, y nos adherimos a la ley como las fuerzas del orden necesitan y deben hacerlo”, dijo.

“Hay una decisión operativa de los tribunales que nos obliga a cuidar de los menores bajo nuestra custodia y control. Y de hecho, la administración anterior incumplió esa ley y fue disciplinada y la cumplió posteriormente”.

Las instalaciones fronterizas suelen tener preparados para bebés a mano —y lo han hecho durante años—, ya que las familias se encuentran entre los que cruzan la frontera sur de Estados Unidos.





Fuente: CNN Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.