Apoyar la investigación en avances médicos para ayudar a la sociedad



La salud es lo primero. Contribuir a la evolución no solo del sistema sanitario, sino también de los avances médicos es una tarea esencial. Un pequeño empujón en este sector significa mucho por la falta de medios económicos y técnicos actuales. En ocasiones, resulta imposible desarrollar determinados proyectos provenientes de las mentes científicas más brillantes de nuestro país, que no ven la luz más allá de los laboratorios de centros de investigación y universidades, por la falta de financiación, una burocracia complicada y las escasas perspectivas de futuro en España. 

Hay determinados temas primordiales que constituyen el día a día de millones de personas en todo el mundo como son el dolor, el cáncer (principal causa de mortalidad en el mundo) o los problemas cerebrales en adultos, pero sobre todo en recién nacidos, cuyo estudio y evolución de cara a conseguir avances y mejoras resulta una tarea urgente en la que ya hay personas trabajando.

La Fundación “la Caixa” a través de la convocatoria de innovación CaixaResearch Consolidate, acaba de otorgar tres ayudas a proyectos de innovación biomédica relacionados con estos tres temas clave. La labor de instituciones privadas como esta hace que al menos haya algo de luz al final del túnel: los proyectos seleccionados en esta convocatoria podrán dar el paso del laboratorio al mercado y a la sociedad y contribuir, así, a mejorar la calidad de vida de las personas.

La convocatoria de innovación CaixaResearch Consolidate impulsa la transferencia de conocimiento y tecnologías en el ámbito de la biomedicina y la salud y proporciona apoyo para crear nuevas empresas basadas en la investigación. La convocatoria permanece todo el año abierta para que los proyectos solicitantes reciban los fondos adecuados cuando los necesiten.

Los tres elegidos este año dispondrán de 300.000 euros cada uno para que sus innovaciones se comercialicen (desarrollo tecnológico del activo, estudios para la aprobación regulatoria, la contratación del personal o la gestión de la propiedad intelectual), además de poder contar con el asesoramiento de expertos.

Un objetivo en común: mejorar la calidad de vida de las personas

El primer proyecto seleccionado proviene de la Universitat Rovira i Virgili (URV) en colaboración con investigaciones del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) y se trata de nuevos dispositivos médicos para mejorar la monitorización de señales eléctricas cerebrales en adultos y, primordialmente, en recién nacidos. Y es que el parto y las primeras horas de los neonatos son primordiales: nacer prematuramente, sufrir un déficit en el aporte sanguíneo o una infección pueden ocasionar lesiones graves e incluso una minusvalía. 

Habitualmente los electrodos utilizados están diseñados para adultos, por lo que no son adecuados para cabezas más pequeñas y sensibles y no mantienen una adherencia adecuada en la cabeza del recién nacido. Por eso, los investigadores de este proyecto han diseñado un electrodo específico para ellos (que también funciona en adultos) con capacidad de recambio del gel electroconductor para registros más largos (y así evitar que se desprenda de la cabeza), flexible y transparente y adaptado a las características del cráneo de los neonatos, para registrar de mejor manera la actividad cerebral

Otro tema igual de preocupante es el del dolor. Una de cada cinco personas en Europa conviven con un tipo de dolor crónico sin olvidar, aunque sea en menor medida, el dolor agudo. Un problema que merma la calidad de vida de las personas y también supone consecuencias socioeconómicas y elevados costes médicos. 

Para paliar el dolor, la Fundació Bosch i Gimpera (de la Universidad de Barcelona) e investigadores de la Universidad de Granada y de la Universidad de Catania (Italia) han desarrollado nuevos fármacos más seguros, efectivos y menos adictivos que los anteriores, con una una eficacia muy limitada e importantes efectos secundarios en la mitad de los pacientes. 

Otra de las problemáticas con las que Fundación “La Caixa” se ha involucrado con estas ayudas es el cáncer, la principal causa de mortalidad en el planeta. Solo en el 2020, alrededor de 10 millones de personas murieron por algún tumor, según la Organización Mundial de la Salud. Los investigadores del tercer proyecto galardonado por Fundación La Caixa provienen del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP) y están desarrollando una inmunoterapia basada en una molécula dirigida contra los macrófagos tumorales. Un tratamiento que en ensayos preclínicos ha demostrado que es capaz de prevenir el crecimiento de tumores de pulmón

Son solo tres proyectos, pero muestran la clara implicación de Fundación “La Caixa” con el sector de la investigación en biomedicina y salud. 

Desde el año 2015, la Fundación La Caixa ha destinado 18 millones de euros a 173 proyectos innovadores entre las convocatorias CaixaResearch Validate, para innovaciones en estadios más tempranos, y CaixaResearch Consolidate. Los proyectos han generado una inversión adicional de más de 10 millones de euros y se han creado 29 empresas derivadas.



Fuente: El Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.