ANÁLISIS | Elon Musk acaba de hacer la vida de Donald Trump mucho más difícil


(CNN) — Este martes, Elon Musk lo confirmó: Quiere que Donald Trump vuelva a Twitter.

“Creo que no fue correcto prohibir a Donald Trump, creo que fue un error”, dijo Musk, que está en proceso de comprar la compañía de medios sociales, en una conferencia del Financial Times. “Yo revertiría la prohibición permanente… Prohibir a Trump en Twitter no acabó con la voz de Trump, sino que la amplificará entre la derecha y por eso es moralmente incorrecto y rotundamente estúpido”.

Podría pensarse, a primera vista, que es una GRAN noticia para el expresidente. Después de todo, está claro que echa de menos la red social desde que se le prohibió entrar en ella tras la insurrección del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos. Regularmente publica comunicados de prensa —a través de su Save America PAC— que se leen exactamente igual que sus tuits.

Sin embargo, Trump ha apostado gran parte de su capital postpresidencial —político y de otro tipo— en un sitio de redes sociales rival conocido como Truth Social.

Lo que opina Bill Gates sobre Elon Musk y Twitter 1:22

Y si Trump vuelve a Twitter, la razón de ser de Truth Social —siempre algo endeble— desaparece por completo.
Lo que pone a Trump ante un difícil dilema: ¿se queda, por razones financieras y de orgullo, con Truth Social? ¿O vuelve a Twitter, donde presumiblemente le esperan sus más de 80 millones de seguidores?

(Nota: Trump no tiene que tomar esa decisión hoy. O mañana. Musk aún no es dueño de Twitter e, incluso en el escenario más rápido, probablemente no lo será durante un tiempo).

Trump, hasta la fecha, ha insistido en que se queda con Truth Social. “No me voy a ir a Twitter, me voy a quedar en TRUTH”, dijo Trump inmediatamente después de las informaciones sobre la compra del gigante de las redes sociales por parte de Musk en abril. “Espero que Elon compre Twitter porque lo mejorará y es un buen hombre, pero me voy a quedar en TRUTH”.

Lo cual, bueno, está bien. Habría sido colosalmente tonto por parte de Trump abandonar Truth Social antes de saber siquiera a) si Musk iba a comprar realmente Twitter y b) si Musk planeaba reincorporarlo.

Pero ahora que la respuesta a ambas preguntas parece ser “sí”, el predicamento de Trump es un poco más complicado. Gabby Orr, de CNN, informó este martes de que, según una persona cercana a Trump, el ex presidente está comprometido con Truth Social por ahora, pero está sondeando a sus aliados sobre si debería reincorporarse a Twitter de cara a una posible candidatura a la Casa Blanca en 2024.

También hay que tener en cuenta que Truth Social no está precisamente incendiando el mundo de las redes sociales.
El mes pasado, The Washington Post publicó un artículo titulado “Trump’s Truth Social in trouble as financial, technical woes mount” que incluía estas líneas: “La aplicación —un simulacro de Twitter en el que las publicaciones se denominan ‘verdades’— ha visto caer sus descargas de tal manera que ha desaparecido de las listas de la App Store. La empresa está perdiendo inversores, ejecutivos y atención”.

En las últimas semanas, Trump ha acelerado el ritmo de publicaciones en Truth Social (ha publicado cuatro verdades en las últimas 24 horas, la mayoría pregonando el éxito de sus apoyos a los candidatos). Y la aplicación es actualmente la séptima más descargada en la tienda de aplicaciones de Apple.

Pero visto en términos generales, Truth Social no está teniendo éxito. La sociedad de adquisición de propósito especial diseñada para sacar a la empresa a bolsa —Digital World Acquisition Group— ha visto cómo sus acciones caían bruscamente a raíz de la noticia de que Musk va a comprar Twitter. (Las acciones subieron brevemente cuando Trump empezó a tuitear “truthear”en la plataforma a finales del mes pasado. Pero el repunte fue efímero).

Si el dinero no fuera un factor, esta decisión sería fácil para Trump. Tiene una base establecida y leal en Twitter y es probable que pronto sea propiedad de alguien que se ha comprometido a jugar con los aspectos de la libertad de expresión del sitio.

Pero el dinero es un factor. Sabemos que Trump a) es menos rico de lo que era cuando asumió la presidencia y b) tiene una lista cada vez más reducida de fuentes de ingresos, ya que su marca personal en general se ha visto afectada por su estancia en la Casa Blanca.

Truth Social era, al menos en teoría, una solución a los posibles problemas de liquidez de Trump. Al menos hasta ahora, parece estar funcionando. Como escribió Forbes el mes pasado en una evaluación del patrimonio neto de Trump y de Truth Social: “Donald Trump, maestro de la reinvención, tiene un nuevo título: empresario tecnológico. Es una exageración para este hombre de 75 años, que ni siquiera utiliza el correo electrónico y prefiere garabatear notas con rotulador. Pero no le importa lanzarse a empresas en las que tiene poca experiencia previa, y este trabajo debería ser mucho más lucrativo que la presidencia. De hecho, ya ha aumentado su patrimonio en US$ 430 millones”.

Son 430 millones de razones que tiene Trump para no alejarse de Truth Social. Pero el canto de sirena de Twitter es cada vez más fuerte. Y Musk parece empeñado en recuperar la anterior presencia de Trump en la plataforma.
Es un verdadero problema para Trump. Elija el camino que elija, pierde: influencia si se queda con Truth Social y dinero si vuelve a Twitter.



Fuente: CNN Español

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.